Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

martes, 7 de julio de 2015

MORIR BAJO LA LLUVIA

Cuando en la década pasada el ‘Güerito’ que hacía cuadrilla en su infancia con  Nacho el 'Jitomatero' el del tendido bravo de sol y el  'Chato Parada' al que un toro le redujo un remo,  en esas parcelas que aunque están una enfrente a la otra, el  barrio y el mercado de la Merced  no son lo mismo como se podrá leer en breve en el libro 'Centro Histórico, crónicas al vuelo' de Librería Tauro la  que es vecina de San Ildefonso  donde usted estudio entre la calle del 'Taquito' y la del 'Salón España', mas ambos eran escenarios de quien por duelo de padre llegara a ser señor de las corbatas color negro,  el mismo que de ‘una a tres’  cada vez que las campanas de catedral sonaban  metía en la canasta como torero, bueno a miles de radio escuchas a los que una tarde entero de que le estaba recomendando al Bardo que acudiera con un psiquiatra y aclaró que fuera taurino, ¿pues qué cree figura? del madrileño estudio 'Tabaco y oro' que ahora si le voy a tomar la palabra, porque lo que ocurrió el domingo  último en que fuimos a recordarle a usted en la vetusta Plaza México, la que con micrófono  enlutado por su deceso pidió que lo aplaudiéramos, pero le cuento maestro, que previó a ello salude al ‘Señor de los libros’ en la acera donde se va a construir el Hotel  Brisas Plaza México y que es donde por decenas de años el abogado torero Pepe Rodríguez instala su cultura anecdótica y también editorial, después David Guízar el de la birria me llenó la panza de a grapa lo que   agradezco rete harto, hasta ahí todo iba a toda madre, mas luego que me formo a las cuatro de la tarde en la taquilla donde se supone podíamos comprar cartoncitos de acceso para las barreras, lumbreras y balcones y  que empiezan a avanzar los minutos y la fila no más no avanzaba y la gente 'pos' a desesperarse porque además el señor taquillero se había 'metido pa' dentro' el caso es que se regó  el rumor de que se les había caído del sistema ¡en la madre! los ánimos a nivel banqueta por la culpa de la  modernidad, total que cuando ya se arañaban  las cuatro y media  salió una señorita con traje sastre azul marino y un señor  con el consabido waki toki, la de la voz femenina dijo  'así como están formados únicamente quienes vayan a adquirir barreras síganme y en las oficinas les vamos a vender los boletos’ (cartoncillos) y ahí te vamos, mas como los de las otras localidades se le arremolinaron a la dama en reclamo de la discriminación esta se atoró y entonces el Bardo  se ofreció a llevar hasta las oficinas a la gente y ahí voy echándole un avío a la empresa, ya en el dintel de la entrada vislumbramos la barra de recepción y ahí nos dijeron 'sólo pagó en efectivo y no hay cambio’, en un cacho de papel apuntaron el número de boletos que cada uno quería y fueron a traerlos de adentro, a mi menda como traía morralla de los bolados  pa' pronto que me dan mi cartón y córrele en chinga a encontrar la primera puerta, eso sí con la lengua de fuera como cabestro, entrando y sonando los acordes del Cielo Andaluz, llegue a mi barrera de sol y ¡ay licenciado! no sé sí por  haber bajado a tropel los cuarenta escalones o porque que voy viendo las tablas del ruedo pintadas de espantoso morado betabel casi me infarto.
 


 Luego en vez del tiro de mulillas clásico, tradicional, imprescindible como esas que el Dr. Gaona tenía en quintilla educadas para el oficio por Don Pedro Luceiro y ‘Moralitos’  sacaron una pick up con propaganda de la telefónica de su cuate $lim lo que con justa razón ante lo inverosímil y denigrante  del hecho provocó la indignación y el repudio colectivo, me cae periodista que me quede mudo y por ello ahora si le tomó la palabra y prometo en las próximas ‘24 Horas’ recurrir a un psiquiatra taurino y decirle que estoy así de deprimido, traumado y jiñado porque mancillaron y apuñalaron una de las más bellas tradiciones taurinas, y no es que haga tango pero ahora si  ‘por una cabeza’ tocamos fondo, hasta nunca más, inolvidable personaje que igual que la Fiesta Brava en México, fue sepultado bajo la lluvia.                                

No hay comentarios:

Publicar un comentario