Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

domingo, 24 de mayo de 2020

Solo sé, ser taurino... pues allá usted


México y anexas….las Bardianas
Columna Cosmopolita

Me llamo “Trincherazo del Cuerno y Zaino”.

 -¿Y cuál es su divisa?, ¿en que la gira?

-Pues verá usted vivo del cuento.

 -¿Nada más de eso?

-No también ‘sueño y vivo engañado’.

-¿De eso vive?

-Bueno por supuesto le meto a los  sablazos.

-¿Tiene familia?

-¡Sí claro!

-¿Cómo se compone su familia?

-Así como componerse, francamente no creo que tenga remedio.

-No, le pregunto, ¿que quiénes la componen?

-Mis padres ya son palmados, él era ‘El Cuernudo’.

-¿Por lo del apellido?

-No porque se los ponía la jefecita.

-¿Quién?

-Pues “La Chicuelina” que era mi madre, así le decían.

 -Porque era apretada, ceñida y muy socorrida, así la  apodaban.

-¿Y tiene cónyuge?

 -¿Qué pasó?, ¿así nos vamos a llevar?

-¡no! le pregunto ¿si tiene esposa?

-¡Si!

- ¿A qué se dedica la susodicha?

-Pues verá usted la gachí es la “Revolera” y ejerce de buñi.

-y ese oficio ¿de qué se trata?

-De  puta.
-¿Su esposa?

-¿Qué no ha leído el libro ‘Más Cornadas da el Hambre’?, donde Luis Ortega, el novillero que era la estrella  de la novela, padroteaba a Estela.

-¡Ah vaya!

-¿Alguien más en la familia?

-Sí, el “Clavelito”.

-¿Su mascota?

-¡No, mi hijo!, así le dicen por parguelas.

-Disculpe no entiendo el término.

-Que es gay.

 -¡Correcto!

-No, no es correcto solo es homosexual y además es adicto a las ‘criadillas’.

-¡Ah!, entonces es bisexual.

 -¡No!, no es bicicleto, le gustan ‘las criadillas de toro’ sancochadas o en salsa verde.

-¿Eso es todo?

-No bueno, también es afecto al ‘rabo de res’.

-No, le pregunto ¿que si esa es toda su familia?

-¡Que va! también está “la rarita”.

-¿Y eso?

 -Porque vera usted, se llama Rosalba Gabriela y le ha dado por estudiar y ser gente de bien.

-¿Y eso que tiene de raro?

-Pues como no dobla a pitón contrario, ni se recuesta en el petó, ni le gusta que le den con ‘la leona’ y solo busca el indulto del de allá arriba, además de que le gusta la música, pues se nos hace como que no tiene buena lidia, aunque eso sí trapío le sobra, frondosa por delante, y  jacarandosa de los cuartos traseros.
-También forma parte de la familia la mascota que se llama “Regalo”.

 -¡Qué buen detalle!, que honre a quien se los obsequio.

 -¡No! mi distinguido, así le pusimos porque cómo es de media casta, aparte de que cuando lo desembarcaron ya venía toreado, además salió reparado de la vista, es jabonero deslavado, llorón y mohíno, con el rabo mocho producto de un banquete coyotero, por eso esperamos que la empresa se pongan con uno de regalo que ahí tienen bien ‘corraleado’   con el hierro del “Edén del Infierno”, que está como pa’ que se lo zumben  en el ‘Valle del terror’ allá en aquellas latitudes.

-¿Cuáles?

-Pues la de España donde sale el toro con edad, trapío y en puntas como la Sarita Montiel en sus buenas épocas, donde los toros que lleguen a los seis años ahora morirán indignamente pa’ su raza, esa que debe morir en las plazas de toros, no en el matadero que pa’ un toro es  una degradación triste y vergonzosa. Ya ve usted que el corona virus no perdona.

Oiga usted ¿siempre habla así? o solo cuando se trata de la Fiesta Brava.

-¡Siempre!, ¿pues qué más hay en el mundo que la Fiesta de la Taurina? ¡Nada! absolutamente nada.

-Eso lo dice usted porque que ese es su mundo, en el que mucha gente vive como vivir dentro de un capelo, desdeñando que  afuera existe un caleidoscopio de vida y fantasía diferente, de lucha y tragedia, pero que en nada se contrapone con la tauromaquia, es más no creo que haya mucha gente que solo viva del toro, aunque claro que si la hay, como el que hace ternos, el de los estoques, el taxidermista etc., donde si debe de estar cargada la nube,  es entre la torería.

 -Pues como quiera que sea, pero mi mundo está siendo afectado muy gacho.
-¿Bien supongo que usted aspira a un puesto elevado dentro de la empresa?,
-Pues verá usted yo quiero ser cojinero.

-¿De los que los rentan o de los que los recogen?

-¡No! de los que lanzan los cojines a la gente de abajo, que en la plaza son los Fifis y también al final es una forma de reclamarle a la empresa, al torero y  al ganadero.

-¿y que tiene que reclamarles?

-¡Nada!, bueno pudiera ser que el cartel no nos gustó o que los toros no nos convencieron desde que los anunciaron. Porque ya sabe usted que eso del toro artista es lo mismo que nada.

-¿Entonces pa’ que vino y gasto en un boleto?

-Pues por el ambiente, chelas, tequilita, mujercitas ¡ah! y toreada.

- Pues ni gaste en el boleto.

-Bueno pero acá el relajo se pone suave, por eso me gusta aventar los cojines, es parte del desmadre.

-Pero eso va contra las buenas costumbres, contra la lógica.

-Mire joven yo soy devoto del Peje y fanático de MORENA  y sépalo usted que entre nosotros la lógica no existe, pero miré, si no tiene disponible ese puesto de cojinero, pues le agradecería me recomendara  con quien sea conducente pa’ hacerle  de inspector de báscula, del destazadero,  de sanitarios, de alcohol, de revendedores, de puestero, de franeleros,  pa’ que vea que no soy tan pendejo pues hasta donde yo entiendo ahí es dónde está la pachocha.

-¿Y a propósito por qué no trae tapabocas?

-Porque ahora esas cosas se han convertido en un instrumento de protesta en contra de que no censuremos la cultura.

-Pues claro que nadie debería de censurar la cultura, como tampoco llevársela entre las patas como pretendieron con el fideicomiso (Fidecine) en pro de la cinematografía   de acuerdo al guión de ‘a despacharse con la cuchara grande’ o de ‘atáscate ahora que hay lodo’.

Con el cine no se metan
Ahora que la cultura por importación española es la armadura y el escudo de la Fiesta Brava pa’ entrar en ardor viene  bien el cuestionarnos o más bien templarle a la reflexión sobre él por qué los cuatreros morenistas  recularon  en unas cuantas horas  en eso de irse sobre las arcas que se transforman en cultura cinematográfica, lo que fue resultado de que algunas de  Las Vacas Sagradas’ como lo son; Alejandro González Iñarritu, Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro tosieran en twitter, bueno, ¿cómo será la fuerza del gremio artístico?, que desde 1951 fue colocada en una de las principales avenidas de la ciudad un monumento en cuya base rezaba ‘Homenaje al Cine Nacional 1951’,  en contraste con que en la Fiesta Brava ni siquiera se tiene un premio o reconocimiento oficial a los triunfadores de la Temporada, bueno como será la magnitud de las estrellas cinematográficas que en el año de 1943 pa’ premiar en ‘El Patio’ a los figurones Fermín Espinosa “Armillita” y Silverio Pérez se apoyaron en  la actriz de cine, Dolores del Río.

Y aquí hay que preguntarse ¿Por qué  una industria que tendrá poco más de 100 años como lo es la del cine, ha dado a luz luminarias  mexicanas de talla mundial tan poderosas? y en cambio la industria taurina nacional en ya casi 500 años tan solo ha colocado a una decena de luminarias con verdadero reconocimiento internacional: Rodolfo Gaona, Fermín Espinosa “Armillita”, Lorenzo Garza, Luis Castro “El Soldado”,  Carlos Arruza, Gregorio García (en Portugal) “Curro” Rivera, Eloy Cavazos, sin dejar de soslayar  a Manolo Martínez con su polémico, pa’ algunos registro ibérico y desde luego recordar a un torero que se zumbó completa la camada de Miura Eulalio López “Zotoluco”,  (saquemos el promedio de hace cuanto emergieron esas figuras), reconociendo  con admiración a otros diestros magníficos que han incursionado en países extranjeros, más sinceramente no con la misma contundencia.

De frente a las elecciones
¿Será que estamos ante una Fiesta estandarizada? y también frágil al grado que los políticos y los anti taurinos la han borrado de quien sabe cuántos estados y si no lo han hecho en la capital, es porque andan ocupados en otros menesteres, que les dejan lana, pero recordemos que ya desde endenantes los partidos  políticos están viendo a las elecciones intermedias del 2021 que pueden ser una purga en las cámaras y en las plataformas estatales y es aquí donde los votos se van a buscar con las uñas, pero también con la frialdad de los números en un ejercicio  que no distinga ni cultura, ni arte, ni tradiciones, en donde los candidatos de cualquier partido mayoritariamente ofrecerán acabar ‘con la tortura, violencia, sangre y muerte que se registra en las plazas de toros’, en las que además ‘se promueve el consumo de alcohol como un ejemplo de los padres a sus hijos’.

Solo hago una pregunta a los grupos defensores de la Fiesta de los Toros, los Toreros y los Aficionados, ¿Ya indagaron en sus regiones, quienes serán  los posibles pre-candidatos? y consecuencia de ello, ¿Ya iniciaron las labores de ilustración y sensibilización sobre lo que implica la conservación de la Fiesta Popular más antigua de este país?,  ¿o se tiene la idea de esperar pa’ cuando los pre-candidatos pasen de pájaros a pavorreales?, no sé qué piensen, pero es oportuno recordar ‘Que las ideas son buenas, pero más contundentes lo son las acciones’.

¿O el gremio se va a seguir durmiendo en sus laureles con eso de que; alrededor del toro florecen  la flora y la fauna? Lo cual no va a ser suficiente a la hora de votar.



jueves, 21 de mayo de 2020

La Plaza México, podría encogerse


BARDO DE LA TAURINA

Don Héctor Castillo Abreu
¡Ahora sí! ¿Qué cómo así? la plaza más grande del mundo podría entrar en trance de anorexia obligatoria, producida por una más de las arteras cornadas que a diestra y siniestra está dando es marrajo llamado Covid-19 del que no tenemos dudas que anda en puntas y que a la Fiesta de Toros - Toreros – Tendido, la está dañando y agraviando por todos lados, puñaladas entre otras, ésta que como dicen en los aviones, en el improbable caso de que se realice la  Temporada de Novilladas, probablemente la atacaría, más lo grave, gravísimo se podría dar si varias maldiciones se conjuntan siendo la primera  con un alto grado de posibilidad  de que así sea y lo es que la pandemia entre en una segunda temporada o que ésta que estamos padeciendo se *prolongue, y así lleguemos al último trimestre en donde las autoridades no necesariamente las de la Alcaldía Benito Juárez, sino las centrales cuya primera espada lo es la Sra. Claudia Sheinbaum ordene que los eventos masivos durante el 2020 sí se  podrían dar pero bajo ciertas medidas preventivas y restringidas y una de ellas lo sería la sana distancia.

*De Forbes Staff –Las consecuencias de la epidemia de coronavirus  Covid-19 afectaran a México hasta el mes de octubre y tendrá su pico más alto en agosto <vaya usted a saber en este mar de incertidumbre, lo que nos va a dar certidumbre son los muertos…>

Como esta es una columna que anda como Marco Polo viajando por el mundo y por las entrañas de la provincia mexicana les diré  pa’ los de aquellas latitudes que la Plaza México, tiene un aforo de más o menos 42,000 lugares, los cuales en apretujamiento no son superados ni por una combi (transporte público) a las 8 de la mañana en su ruta Culhuacán - Zaragoza, el aforo prácticamente está dividido al 50 % entre los Generales y los Numerados, los que a la vez se subdividen en Sol y Sombra y que a la vez según se supone un alto porcentaje están bajo el régimen del Derecho de Apartado es decir, son lugares fijos e inamovibles.

Volvamos a las medidas preventivas o de restricción subrayadamente a la de la ‘Sana Distancia’ esa que reza que entre cada persona en los lugares públicos debe mediar una distancia de cuando menos 1.50 mts. lo cual traducido en asientos llevaría a pensar que para cumplirla deberá de existir 3 asientos vacíos por uno ocupado  lo que sencillamente sería un desastre desde varios ángulos insalvables, como que el aforo se les reduciría en una ¼ parte, lo cual desemboca en que la venta de Derecho de Apartado correría la misma desgracia, ahora ¿qué criterio van a usar pa’ definir a quien le respetan sus lugares, por esta temporada?, vayamos al ejemplo de las manzanas tomando cualquier fila y bajo el criterio de que en 1.50 mts. caben 3 asientos, a los números 1 - 2 - 3 no se les vende, al 4 si  al 5 -  6 - 7 no y  al  8 si,  y así se seguiría la cadenita.

O sea que la Fiesta podría  ser segmentada en una cuarta parte y ¿los encierros y honorarios los pagarían en la misma proporción? lo cual sería un riego pa’ la empresa porque en un número significativo de festejos la entradas en numerados anduviera por el 60 %, ¿pues de dónde  va a salir siquiera pa’ pagar los servicios de mantenimiento y  limpia?

Más es aquí donde el ingenio, la habilidad, la sagacidad  de la empresa, tendrá que salir a relucir comenzando por decretar  año sabático obligatorio el 2020 en la venta de Derecho de Apartado y correr la Temporada en vivo a partir de enero del 2021, pero como la Fiesta es un negocio donde la ajedrecística juega importantemente, durante los meses de noviembre y diciembre el conejo de la chistera podrían sacarlo con corridas a puerta cerrada televisadas abiertamente con una cuota de spots elevada dado que en síntesis, la ecuación nos dice que al público regularmente televisivo se le agregaría el plus de los que asisten a la plaza y que no lo podrán hacer,  y más aún, durante los meses de enero y febrero,  los carteles  se podrían dar con mayoría o totalidad extranjera y los meses de  marzo y abril, con puros coletas locales y desde luego soslayando ‘La Feria del 75 Aniversario’, con corridas viernes 5, sábado 6, domingo 7, y cuando llegue el domingo 14, a todo lujo se podría montar la corrida conmemorativa en recuerdo del primer rabo cortado por el compadre de México, Silverio Pérez, a cuyo homenaje ahora sí que como anillo al dedo se recordaría los luctuosos 50 años del maestro Agustín Lara con sus pasodobles señaladamente el de; ¡Silverio!, Silverio Pérez, diamante del redondel…

¡Ojalá! las cosas no lleguen a esos extremos.

Caballeros de la Plaza México
Por mucho tiempo, que es desde siempre, con la consabida excepción, el aficionado pa’ las diversas empresas, ha estado como la escoba, atrás de la puerta, así que nada más justo que la Plaza México destine un muro de sus múltiples columnas  en memoria de quienes han sido sus aficionados icónicos y que ya no están presentes, como los señorones que esta semana rindieron tributo al destino Don Héctor Castillo Abreu y Don Luis Orozco Arellano, al que habría que agregar a “Manolo” Rodríguez “El de los Sombreros que dieron gloria”, placa y muro que no lo será de las lamentaciones sino del orgullo de quienes aquí como en la vida taurina también fueron señaladamente “Caballeros de la Plaza México”, y a los que a partir del 2020, se sumarán los personajes que inevitablemente vendrán, y a quienes se les honrara en este año del parteaguas y en los que siguen, porque ya nunca la Fiesta volverá a ser la misma.
 Don Luis Orozco Arellano

Temporada de Reflexión
A los aficionados que son la brasa, con que arden los tendidos vivientes en las tardes de triunfo y también de lamento en los agrestes atardeceres de esta plaza, la que sin sus aficionados sólo sería un inerte escaparate.

¿No es raro e injusto, que esta plaza no tenga un día dedicado al aficionado?, como tampoco tiene un cronista oficial, o un museo genealógico, pero si tiene pregoneros y zalameros del camino, que van suplicando por piedad que el pueblo se acerque al albero prometido, que en mucho también en determinadas épocas ha sido estéril, y si hay duda preguntémonos, ¿hace cuanto que no se aparece por aquí ‘El Torero de la esperanza’?

Una plaza que ya debe de empezar a construir su ‘Arca de Noé’ a cambio de que no tiene su ‘Caballo de Troya’ y a sabiendas de ello, por dinero, interés ¿o será, por afición?, aquí se mantiene.

Se lucha por acarrearle nuevos aficionados, por impulsar novedosos toreros, parece ser la constante, el slogan de moda, el grito de auxilio, ¿será porque atravesamos por la época de los zombis y de las simulaciones?, porque si es así olvidémonos de los aficionados y sigamos alimentándonos de migajas que es el alimento de las plañideras pueblerinas.

Sobre todo en España, por estos días dicen; Que la cultura no se censura... cuando aquí,  lo que hemos hecho es olvidarla y ahora con unos tapabocas que son preventivos de muerte la queremos revivir, igualito que la plaza, primero queremos llenar las bancas cuando el altar está vacío.

Más pa’ que, queremos una Temporada de Novilladas precipitada y riesgosa, que por un contagio vayamos a poner en riesgo la Temporada Grande, cuando podemos y hasta deberíamos armar nuestra ‘Temporada de Reflexión’.

Hagámosle caso al maestro el de la Sabía virtud de conocer el tiempo… o como dicen dónde nace y se crían los toros bravos; No por mucho madrugar amanece más temprano.
Carpe Diem!!!



lunes, 18 de mayo de 2020

Vamos aseando la Fiesta


México y anexas…las Bardianas
Columna Cosmopolita
Arte Pablo Picasso
Cuando Sergio Iracheta (hijo), que es del grupo de élite de las artes gráficas incluyendo libros  de Puerta Grande, en los  que ha intervenido en su impresión, por traer a la palestra la majestuosa edición  dual ‘De Corridos Taurinos Mexicanos’  con  Recopilación y textos  del escritor e investigador Eduardo E. Heftye Etienne, me envió el video subrayado por Ramón Celma Escuín (Vicesecretario de Comunicación del Partido Popular en las Cortes de Aragón y portavoz de Agricultura, Ganadería, y Medio Ambiente) bajo la marquesina ‘La Cultura del toro solo pertenece al pueblo’ pues afiné el tímpano y sí,  la retórica va bien en la expresión y en el engarzado de citas ya  citadas  y multiplicadas con anterioridad,  sobre esto de la defensa taurómaca, porque no queda de otra políticamente, el tema se ha desbordado con  *empeño hasta volverse recurrente en sus armas de defensa.

Cuando las circunstancias lo permitan
*(Porque esto en mucho depende del pueblo, no hay que descartar y si  pensar por lo que impactaría en toneladas de prensa, penetración de voces, alcance televisivo y de  plataformas digitales, lo que provocaría una Corrida PRO DEFENSA A LA TAUROMAQUIA, en la plaza más importante del mundo que lo es; Las Ventas o en la más grande del mundo que lo es; La México (donde la Fiesta va a caer primero), con la participación de los figurones mediáticos, los matadores; Enrique Ponce, José Tomás, Morante de la Puebla y Julián López “El Juli”, buscando que la explosión publicitaria y de cobertura debilite considerablemente a los enemigos urbanos, (anti taurinos) disminuyendo la curva dañina como sucede con el Covid-19, que ha crecido por la desunión y debilidad del gremio y  claro, libre de honorarios (Porque los toreros estarían defendiendo su chamba ¿a poco van a pretender cobrar por ello?) y sumados los ingresos quedaría un baúl repleto de euros pa’ estructurar un frente en dignificación y defensa permanente de la Fiesta.) Claro, para ello se crearía un fideicomiso de intachable honestidad y agudeza de acción.

Como Sergio Iracheta el del Águila tatuada en el pecho  y la membresía del Jet-Set  posee  educación, finura y tacto, pa’ no atosigar a sus amigos con trivialidades  y menos cursilerías, es por lo que le retorne la atención, comentando por la vía que él había usado que lo fue la del WhatsApp;  Que a mi parecer,  al mensaje  del personaje del PP le había faltado incluir cuando menos un par de citas, salidas de las letras y gargantas de los maestros latinoamericanos  Gabriel García Márquez y Mario Vargas Llosa, tan luminosos como a los que había citado el político y que además por la extracción territorial del colombiano y del peruano, la pieza oratoria hubiese tomado tintes intercontinentales.

Seis ilustres europeos compuestos por; un póker de españoles, un Sir inglés y un investigador francés con cuyas citas  se trata de elevar una defensa en pro de la Fiesta Brava, de la que dijera Pablo Iglesias; <Le incomoda enormemente que se revindiquen las corridas como algo cultural> y a lo que sobria y gallardamente contestó el ganadero y ‘Presidente de la Fundación el Toro de lidia’ Victorino Martín; <Nosotros no reivindicamos que seamos una práctica cultural. Nosotros somos una práctica cultural. Punto.>  En fin lo acontecido en España por ser un movimiento el anti taurino de índole global, de alguna manera podría repercutir por acá en donde desde hace tiempo la pregunta está en el aire ¿Se debe considerar realmente a la  Tauromaquia una cuestión de tradición cultural? ¿O es simplemente una costumbre popular que viene de tiempos  ancestrales?

Ya entrar en considerarla  como un entretenimiento y hasta un espectáculo sería ampliar el abanico de la discusión y no llegar a mucho, porque  si la Fiesta de Toros, Toreros y Tendido tiene de todo un poco o un mucho, la tauromaquia como cultura,  se da por converger en ellas diversas manifestaciones, unas artísticas y otras populares y  es en esa conjunción donde radica su importancia, porque de otra manera no iría más  allá  de  un ballet de la muerte, con un toro de mediano tamaño, disminuido químicamente, con sus cornamentas boleadas (achatadas) lidiado por un artista vestido de leotardo con zapatillas  que en sus costados trajeran las tres franjas de Adidas,  marca que por cierto ya tiene en el mercado chaquetillas (chamarras) de torero… y ¡ya estuvo!

Pero como esto todavía no es así, porque aún a la Fiesta le quedan vestigios de arte y recuerdos del pasado; Veamos los carteles monumentales con que antes se anunciaban las corridas, ya desaparecieron o han sido sustituidos por anuncios en los paraderos de los autobuses y en los mismos cuando la ocasión lo amerita, ya no se estilan esos boletos plenos de arte, nada más que en su lugar se pueden adquirir cómodamente  las entradas en decenas de sitios incluyendo hacerlo desde la comodidad del hogar, los ternos verdaderas obras de arte en seda y oro hoy se llegan a confeccionar con telas e hilos sintéticos, se ha visto en algunas plazas  que el tiro de mulillas, se ha sustituido por una camioneta pick up pa’ arrastrar al destazadero al dignísimo animal, las plumas taurinas salvo algunas no existen, voces icónicas en los micrófonos ¿una por plaza?, escritores taurinos son tinta en extinción, compositores poquísimos, poetas en desuso, intérpretes de pasodobles y huapangos muy pocos, escultores mínimos,  fotógrafos y  pintores  los más, la síntesis del por qué esto va a la baja, pues porque la fuente de inspiración medular se está secando.

Si somos sinceros la Fiesta en mucho no ha ido de la mano de las  comodidades que el presente ofrece en cuanto a adecuación arquitectónica en lo relativo a instalaciones, ¿Por qué? pues porque esto es un negocio que ya no es redituable más allá de brotes como lo son las ferias tradicionales y en cambio de eso, vemos que por doquier surgen otros entretenimientos, ¿por qué? pues porque ofrecen algo  atractivo, esa es la sencilla  o patética realidad, hoy cualquier película se puede ver en la televisión o en las plataformas y entonces nos preguntaríamos ¿Por qué la gente sigue abarrotando las salas de cine?  Pues porque las actuaciones,  la calidad, la tecnología, la inventiva, apuntan hacia arriba.

Ante esto preguntémonos ¿hemos visto que el cine y su industria en general sea atacada por los más altos escaños políticos? (salvo censura gubernamental específica) ¡No! y quitémonos los aparejos de los ojos, lo que hoy se ve en las pantallas grandes y en las chicas es infinitamente más violento,  morboso,  denigrante, dañino  y peligroso,  pa’ la mente por los ejemplos que se proyectan  que lo que se ve en una plaza de toros y si los gobiernos no creen esto pregunto; Qué viene siendo peor, ¿Qué un niño piense que puede volar como el “Hombre Araña”? y lo imite, ¿Qué se lleve hasta la idolatría al “Señor de los cielos” y los jóvenes quieran poseer mujeres y lujos como los que el personaje presume en las pantallas? y lo quiera emular, ¿Por qué los chairos ven en “El Vítor”, el “Albertano”, en “Los Peluches” a sus semejantes, que en sí son una cáscara de banana, ¿Por qué permiten todo eso? pues porque esa es una industria redituable, con personajes atrayentes, que brindan emoción,  cuidada, renovable, moderna, imaginativa, familiar y masiva.¿Necesitamos más explicación?

Los Enemigos visibles
Tal vez solo una y que lo sería que es tiempo de aceptar que las corridas de toros son un argumento popular, no siempre renovable en el gusto o preferencias de los públicos, que ellos sí son cambiantes con el tiempo, además de que la Fiesta está sujeta a enemigos múltiples internos que van desde; El  esnobismo de la protección  a los animales y ¡Sí! a la  aceptación de que el toro de lidia muera por descargas eléctricas, mazazos hidráulicos o apuntillados  por un matancero, (por ello debería de ser que los puntilleros de pasamanería sean auténticos maestros), otros enemigos de la fiesta  lo son los toreros no los dignos sino los usurpadores que salen a cachondearse o mofarse de los toros, enemigos también  se debe de considerar a quienes chantajean  a los toreros y empresas o quienes los llenan de crema de cacahuate, son enemigos quienes no desengañan a los novilleros que no poseen ni las mínimas cualidades pa’ andar en esto, son enemigos de la fiesta quienes ensalzan falsamente a los ganaderos,  toreros  y empresas a través de las redes sociales pa’ subirse al carro del exhibicionismo, son enemigos  los blogeros que a cambio de una ‘acreditacioncilla’  han traído a la Fiesta el denigrante oficio de los bots y los  trolls taurinos, son enemigos quienes quieren ocultar en imágenes y fotografías que en la Fiesta hay sangre y muerte humana y animal, son enemigos quienes tutean y  abusan de los apoditos y los diminutivos pa’ darse el caché de que son muy cuatitos del torero, ¿Cómo permiten eso toreros?, ¿Dónde está su orgullo y dignidad profesional?, lean al maestro Juan Belmonte cuando un representante de la Guardia Civil lo reprime tuteándolo en el campo bravo por torear un toro a hurtadillas y el aspirante a novillero le dice al oficial -Momento hábleme de usted-, enemigos de la Fiesta son quienes estrellan un toro a propósito, quienes les serruchan los cuernos,  quienes alteran las edades y los pesos de los bureles, enemigos también lo son quienes engañan al público dándole novillo por toro y becerro por novillo, enemigos lo son las autoridades que consienten que la empresa  con días de anticipación no exhiba fotográficamente los animales que serán lidiados ¿Qué encubren o a que le temen?...

¿Será que el  paraíso de los enemigos y la guerra sucia también es cultura?, no lo sé, pero de que esto necesita una asepsia con lejía. ¡Ni duda cabe!!!





jueves, 14 de mayo de 2020

¿En la México José Tomás - Diego San Román?


BARDO DE LA TAURINA

Estoy pensando, aunque alguno salga con la ocurrencia esa más trillada que un metate con mazorca de; ¡Ah! ¿Usted piensa? Yo pensé que nada más ladraba aunque si reconozco que eso es mejor que solo repetir como loro. ¡No compadre! solamente doy tecladazos de descordura pero créanme que hasta pa’ eso hay que pensar, bueno en estos días he meditado, ¡ay güey!  en hacer una columna en base a los escritos que están en proceso de asoleramiento  en una carpeta  de archivos que ahí tengo pa’ cuando la ocasión se presente,  de ellos hoy tomaré  algunos  parrafitos como les gusta llamar a mis más acérrimos y fervientes detractores, que son los primeros que leen mis columnas  y niegan hacerlo, lo cual si fuera falso diría que agradezco  pero  la neta  me da igual, mientras tanto  iremos engarzando pensamientos brotantes, resultado de estos tiempos del Covid - 19 donde el escombrar el closet, la alacena, el librero, la covacha  se está volviendo recurrente de ahí debutamos estos pasajes;

 -Y ¿cómo estará la cosa?, con los sutilmente calificados como toros artista que en estos tiempos entre los laberintos de los recuerdos lo más hermoso que me viene a la memoria son aquellas   imborrables faenas que en ‘Los Viveros de Coyoacán’ eran literalmente bordadas  al  mitológico Minotauro (que creo se llamaba “Margarito”) por Jorge Reyes “El Soberano” ese gitano de tez obsidianada, pelo engominado, olor a  ‘Siete Machos’ y ojos color de jade, el que no toreo en La Plaza México, pero sin duda nadie que  por ahí haya  pasado, ha toreado al toro de la fantasía como lo hizo “El Moruno del Vivero” el que en bouquet y duende,  ni maridando los vientos de Apizaco y  las agua de Puebla del Río  se podrían comparar con un poema de “El Soberano”.-


-Ya que de baranda  nos hemos referido a la Plaza México, nos plática el popular Germán Figaredo, hoy con sus charlas domingueras del medio día donde es paladín en Grupo Fórmula,  hijo del legendario “Conejo”, voz comercial de la ‘Cervecería  Modelo’ con su  ‘Corona’ la que dice fue la primera marca  que en sus anuncios llevó a la “Guapa Rubia”, nos relata la voz del micrófono  que hace  décadas el ganadero Don Jesús Cabrera, lo invitó a presenciar una corrida obsequiándole unas barreras de tercera fila de sombra, donde casualmente de vecino tuvo a Don Alberto Bailleres a quien le llevaban una hielera con sus botellas de ‘Superior de las cuales el hoy mandamás le invito una chela a Figaredo y éste leal a la marca que su padre pregonaba con singular alegría, declinó la invitación con un respetuoso ¡Gracias! Pero ya ve que nosotros somos de ‘La Corona’, un ejemplo éste, de que en el tendido de la plaza de toros se vive la democracia, no así en el ruedo, donde si en el cartel está su “Majestad”  de Valencia  el “Príncipe” de Galapagar, ni asoma las narices por ahí.-
-Más de cerveza;  Los hoy magnates de la empresa  de la Plaza México en sus épocas de dueños de  la Cervecería Moctezuma,  lanzaron una campaña publicitaria en base a la “Rubia Superior” o “Rubia de Categoría”  en las voces comerciales de Rubén Cepeda Novelo y Jorge Zúñiga,  cuya personificación de la  cerveza ‘Superior’ en la campaña fue encarnada por tres rubias de importación la alemana Chrita Linder, la cubana Gina Román y la tejana Farrah Fawcet la de ‘Los Ángeles de Charlie’, reconocer que en determinado momento fueron piezas claves el modisto  que logró la elegancia de las rubias Armando Valdés Peza, el fotógrafo Tuffic Yasbek, así como el monosabio Juan José Guerra, quien aunque no se veía era quien estaba dentro de la gigantesca botella réplica de la ‘Superior’ que recibía  a la afición en el centro del ruedo del coso de Insurgentes, posteriormente Juan José, abrazo  la locución boxística y  taurina en dónde fue una de las voces más sabrosa e identificativas de la Fiesta.
Plaza México
Ratificar que ésta es una columna polifacética pero no una agencia noticiosa, de ahí que solo me concretaré a comentar respecto al rumor  de que la empresa de la Plaza México ofrecerá en su próxima temporada un cartel en el que “Pepe Tomy” (José Tomás) le otorgue o confirme la alternativa al novillero Diego San Román, lo cual no lo creo viable, si me dijeran con cualquier otro torero pues claro que es factible porque el de Galapagar con euros  empieza a pensar en bailar  el chotis  y con cientos de boletos que exige pa’ revenderlos en paquetes turísticos, donde gana en la transportación, el hospedaje, la gastronomía, los tours y desde luego las entradas a la plaza, se hincha como chinche.

¿Pero, por qué no la alternativa o la revalidación al queretano Diego San Román?, porque sin que exista punto de comparación legendaria, ni de jerarquía, ni de fama, ni de importancia,  el sitio que pisa y por donde se pasa a los toros el mexicano  y estando en su palenque le provocaría  un virus de reacción colérica e innecesaria al español,  cuya mayor virtud, es lo vivo que es, a ver veamos ¿Por qué no torea junto al matador Enrique Ponce? Por la razón de que el toreo consta de tres columnas valor técnica y arte y en dos de éstas que lo son la academia y la belleza que implica pureza o limpieza  lo supera el torero de Chiva, el que hay que decirlo siendo un valiente, no maneja lo estatuario, Ponce es más natural, más fresco, más sinfónico, mientras que Tomás  parte importante de su punch  lo lleva a la línea de lo temerario y comprometido, y San Román la temeridad la trasgrede hasta el escalofrió, además que México está ávido de un torero que lo mueva, que incendie los tendidos, no tan solo con  el barullo de un gallo de pelea, sino con la contundencia de una águila azteca.

La técnica cada día la está absorbiendo más el mexicano, con una sincronización de piernas que repercute en el giro natural de la cintura,  lo que aunado a la largura de sus brazos, va a lograr  el florecimiento del arte dimensional, y ¡ojo! como Diego San Román  no corre el peligro de ser vetado en España, ni menos en México, porque José Tomás tiene mal ambiente entre la grey empresarial y como además torea cada año bisiesto, pues el mexicano se podría soltar a sus anchas y  resultaría, no solo un torero incomodo, sino lo que le sigue.
Mas aquí el público también debería de asumir su rol, así como le exigen a Enrique Ponce que les salga a los de Atenco o a los de Piedras Negras, exíjanle a José Tomás lleve a su vera a un potro desbocado, el que además con una oportunidad así se puede convertir en ese torero al que se anda esperando, y si esto no cristaliza, ahí está la opción de la mancuerna continental Roca Rey - Diego San Román, los que con toros grandes pueden explotar los tendidos como aquellas carreras parejeras de suprema emoción.


Pensante y Actuante
El nacimiento ideológico de La Plaza México hoy día, tiene firma autoral y se llama Mario Zulaica, se trata de un sueño transformado en idea y llevado a la realidad  lo que nos dice que estamos ante una semilla que no tiene nada de improvisada y sí, mucho de cuidada, a grado tal, que ya es presencia que supera la fantasía,  es compañía que  invita a viajar por la aventura, esa que va, y nos llevara en busca del amanecer de la esperanza.

 No es campaña, de filigrana,  es la llegada  que anuncia y más aún nos brinda la seguridad de que el mañana ¡ahí está!,  pero al que solo se llegara si se transita por entre la adversidad, a sabiendas de que la fortaleza nos acompañara en presencia de realidad sincera,  esa  que supera la ausencia de sentirnos en soledad.

Gracias al formar parte de la Fiesta Brava que es tan inmensa y tan intensa que  aún en la adversidad nos convoca a tener identidad bajo la divisa identificativa de  El arte de ser tu mejor versión’,  ¡búscala, encuéntrala, asúmela y vívela!

domingo, 10 de mayo de 2020

Defectos y Contras de la Taurina


México y anexas…las Bardianas
Columna Cosmopolita
Arte Juan Carlos Breceda
Escuchaba a la Senadora de la República Lily Téllez, por cierto muy guapa y distinguida, por eso no entiendo el por qué se fue a meter ahí siendo una comunicadora de alto prestigio, decir palabras más, palabras menos  que traídas a lo cotidiano entendí como ‘dar otra versión  incluso cuestionar los hechos, para que no nada más se escuche una corriente, no es justo estar sometidos a la versión oficial’, ¿Cuál sería esa versión, si la llevásemos a  la Fiesta de los  Toros, los Toreros y el Tendido?, pues la de todos porque en esto de las cornadas y las alharacas  no hay quien esté exento de expresar sus opiniones, unas coherentes, otras académicas, otras lunáticas, otras ignorantes, otras interesadas, otras melcocheras y otras hasta repugnantes, porque en esta fiesta que también tiene su lado de engaño, negrura y traición nadie se salva, por ello, si a alguien no soporta el calor, pues que no se meta a la cocina.

El Bardo no se considera  ni remotamente un punto de referencia, por el hecho de que ni siquiera tiene barrera dentro de este galimatías, esto al no saberse aficionado de marquesina sino asumirse como un día lo calificara la mujer que más admira y respeta dentro de los medios,  quién dijo de mí; -Te manejas en  bajo perfil-  definición  que asumo con la nitidez de la verdad y hasta agregaría ser  un ser  extraño que ni siquiera es gregario ni en los eventos que facilitan la colada, ni en los que hay de arrodillarse pa’ el ruego de una acreditación, ni muero por la foto así se trate  del ‘Alarma’, ni me hago el  aparecido frente a quienes traen un telefonito ‘gansito’ pa’ sentirse  entrevistadores, eso sí, accedo a las redes sociales pa’ leer a mis amigos a quienes si hay que contestar algo, lo hago en privado,  nunca he visto a la Fiesta como un todo, la cual solo está presente en su justa medida dentro de mi entorno en donde admiro  el arte como lo que es en su realización dentro del ruedo, una expresión subjetiva y fugaz, artística y dramática que lo mismo provoca felicidad que decepción.

¡Pobre muchacho, lo agarró el toro!, ¿en dónde en la nevería o  en la misa de doce?, ¡No, en la plaza! ah, pues es normal y como no lo va ser, si en la plaza se ha vuelto hasta normal que un toro le acaricie las piernas a un torero o le ponga los belfos en el pecho pa’ olerlo en sus preferencias perfumarías, pero sobre todo pa’ que el toro tome aire mientras  el miedo se libera sudando frío,  porque de otra forma,  sería que no son toreros, sino robots, que mire usted los hay en demasía, ah no perdón, todavía no llegamos a eso,  lo que hay son seres y animales hechos en troquel o más bien maquilados porque no es lo mismo crear un Bentley (es un automóvil) que fabricar una patineta a la que siempre hay que impulsar como a la Fiesta,  la que los piadosos dicen que hay que defenderla, ¿pues  que no era una Fiesta que por sí sola imponía respeto? 

¿Pero quién,  la ha dañado al grado de tener que defenderla? ¿las empresas? ni que esto fuera como aquel juguete del canguro donde un solo individuo se subía al tubo y lo hacía brincar, no en esto, todos estamos tan equivocados en principios y conceptos que ya todo se nos hace normal, qué dicen  los de afuera los anti taurinos que se maltratan a los animales, pues sí,  que en ocasiones se les baja su poderío, pues sí, y no me estoy refiriendo a la disminución de bravura ex profeso, que realizan determinados hierros por consentimiento de sus criadores con gusto o sin gusto, eso ya es otra cosa diferente, que depende de la oferta y la demanda, que es una fiesta de arponazos, de puyazos, de espadazos y de puntillazos, pues sí lo es, negarlo sería tanto como con lo que  empecé refiriéndome a una senadora en donde con sus excepciones, las Cámaras, la alta y la baja son una porquería en la que la cadena rara vez la jalan pa’ limpiar el estiércol, y eso a distancia, porque las letrinas se controlan desde Palacio Nacional y no con detergente precisamente, sino con interés, venganzas,  agandalles y miopía.

Y es que en esa fiesta  y en la del toro, todo cabe, porque en mucho son tan iguales, igual que en todos lados, nada más que ahora todo está revuelto por eso  los focos de la crítica política y los usos  sociales tienen pelos de colores, unos verdes, otros rosas  y hablando  de los de menos rango los payasitos y payasitas  que regalan gel a la entrada del Metro al grito de ‘Qué no se lo cargue el payaso’,  ¿ya conoces usted al “Compayazo” híjole véalo pa’ convencernos que hasta pa’ hacer reír hay que hacerlo en  serio, que es vulgar,  pelado,  lujurioso,  majadero, insolente, horrible, mal educado, que le digo mejor véalo en YouTube y ante tanta fregadera ríase un muchote, ahora que si lo que queremos es llorar y lamentarnos dejemos que eso lo ponga la pandemia, más si lo que deseamos  es volver a ver algo más allá de la monotonía cuidémonos pa’ así salir vivos de ésta y morir de la miseria que ya está aquí, pero no la queremos dimensionar.

Y mientras el destino nos apergolle, leamos un poco, aunque sea de nota roja que es la que hoy prevalece, porque la otra roja, la de la muleta,  la de la sangre que producen las ‘leonas que los picadores les dejan ir a los toros  y las femorales tasajeadas que avientan borbotones escarlatas, no las veremos hasta nuevo aviso del otro López, el galeno Gatell, al que a ver  si por andar ‘aplanando la curva’ no le pasa lo que  a Moisés Solana, que se despistó y hasta ahí llegó, pero no lo creo porque tanto aguantar críticas, desviar la atención y dicen los neoyorquinos que hasta jugarnos el dedo en la boca, al más puro estilo de ‘yo tengo otros datos’ en una de esas y se la pagan con un escaño en el senado por la vía de los plurinominales.

 Bueno pues como la sangre por ahorita no está corriendo ni en  los tacos de moronga de afuera de la Plaza México,  y ya que ando en esos menesteres como dijera el maestro Benito de Jesús en “Nuestro Juramento”; la canción que popularizara Julio Jaramillo.

Si tú mueres primero, yo te prometo,
escribiré la historia de nuestro amor.

Con toda el alma llena de sentimiento,
la escribiré con sangre
con tinta sangre, del corazón.

 Ahora que si mi menda es el palmado, qué más da, un fantasma menos en ésta desgracia  mayúscula, que no es precisamente la que nos llegó de China, sino la del populismo que como aquel eslogan llegó para quedarse con alguna de las tres opciones viables; una ampliación de mandato, que un primogénito que ahorita anda a media agua,  pa’ no ser señalado, se la vuele al plenipotenciario que lo mismo expide pasaportes, que apaga incendios,   descarga aviones  o  por sus cojones, pero de esa silla ni quién lo baje, todo ello con modelos de importación como los del fotógrafo Spenser Tracy, que encuera a la gente aún en tiempos de cuarentena lo cual no es más que volver a los tiempos de Adán y Eva con la diferencia de que aquellos vivían en un paraíso y aquí mantenemos  parásitos  llamados  NINIS, pero que si trabajan en ese nuevo oficio de los bots y los trolls, que es una forma de ocultar lo inocultable,  que es el que estamos invadidos e infectados del otro  virus, así que por lo pronto lectores y lectoras, bájenle al andarse exhibiendo en las  inseguras redes sociales con sus fotos de presunción porque lo único que están logrando en vez de apantallar es atraer a quienes se dedican a buscar gente  potencial pa’ que literalmente ahora sí, que ‘se las cargue el payaso’.

¡Bajo perfil, alta seguridad!