Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

jueves, 1 de junio de 2017

CHILITO PA’ LOS ESQUITES


Leo Valadez se ha presentado en la más importante feria del mundo que lo es la de San Isidro, la que cada año se celebra en la plaza de Las Ventas de Madrid de esa España a la que un inmenso mexicano Agustín Lara, le ha compuesto las letras y música más hermosas que puedan brotar de la inspiración de un hombre, que por principio de cuentas tenía empaque sin ser un majo,  el novillero aguascalentense que ya suma tres años de toreador con novillos picados es un  espejo del prototipo de los toreros de hoy, los que deben de tener presencia física, que en sí es estatura y esbeltez, dos atributos sin los cuales en esto es ir cuesta arriba y con muy pocas esperanzas de avanzar, pues lo físico en los toreros es fundamental, hacerla sin esos elementos sería algo excepcional, decía y repetía hasta el cansancio el maestro de los pinceles y la policromía Reynaldo Torres, en esto quien está por debajo del 1.70 m y lo  tengo que pintar, lo hago a través de la lupa y eso ya es artificial y si aparte no es guapetillo o cuando menos interesante, pues que se dedique a monaguillo, bueno como sería eso de la estética pa’ el maestro tijuanense que un día pa’ ejemplificar lo dicho pinto un chango chaparrón y regordete vestido de torero la obra como tal es maravillosa y es que el arte puede hacer ver bien, a lo que no lo es, volviendo con Valadez solo decir que este novillero metiendole enjundia hasta los gavilanes, es de los que más van a dar, porque tiene  físico y a partir de ello le está aflorando un toreo fresco largo con la capichuela y aun por desarrollar más en la técnica, en lo ceñido  con la sarga colorada,  en México lo más probable es que ya no le veremos en la escala novilleril porque no puede quedarse parado el próximo invierno y las empresas mexicanas lo deben de aprovechar desde los primeros fríos, ya con una alternativa u otorgársela para convertirlo en un avivador para la temporada invernal  que en lo nacional parecería ser que le van a faltar espinacas, pues solo se vislumbran a los matadores benjamines Antonio Mendoza y Luis David Adame más los próximos a alternativarse; Leo Valadez y Paulo Campero.


Mas antes de que llegue el invierno, las lluvias nos traerán la temporada de novilladas y ya se empezó a esbozar que en la que se dará en el ombligo de cemento de la CDMX se piensa recurrir a los jóvenes escolares lo cual se supone lo harán sin caballos y lamentablemente sin recurrir a la bola de cristal se antoja y aún más, se hace necesario  que la empresa reinvente su fórmula por varias razones, pero la primera es que si se trata de un espectáculo público se requiere que el público lo avale con su presencia pues sin ella la enchilada no estará completa, ya la fórmula se probó como una novedad o hasta como una solución de emergencia porque los tiempos apremiaban y no dio resultados en los tendidos, ¿Por qué habría de darlos ahora?, pues eso solo la empresa lo sabe o cree saberlo, a propósito recuerdo hace años cuando Don José Chafik  era aficionado a los rezos en la iglesia de San Antonio, muy cercana a la Plaza México donde afuera del templo y antes de empezar alguno de los ritos, se instalaba una viejecita que no vendía literalmente ni maíz, de los elotes que llevaba, Don Pepe que pa’ eso de soltar la lengua la bordaba  le dijo un día a la viejecita;

 –Empiece a vender en un horario que le convenga a la gente y ofrézcale  algo que vaya con su gusto, no ve que a esta hora viene pura gente mayor con prisa y que le cuesta morder los elotes, mire pruebe ponerse  a la salida del santo rosario y ofrezca algo atractivo como pueden ser  esquites, ¡ah! y no se le olvide ponerles un chilito más picosito pa’ que gusten más,  hoy ya no tenemos al maestro pa’ que de consejos, pero la fórmula podría ser la misma y es que lo de Chafik siempre fue probar hasta encontrar la fórmula, ¿Qué no fue así como nacieron los toros achafikados?, probando pa’ complacer al que mandaba… que no era el público. ¡Qué cosas! Están pa’ complacer al público, que es el que paga y no lo complacen. Venga empresa vamos pensando en el público y los aguaceros, además con ello la empresa saldría ganando en la taquilla y se reflejaría en los tendidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario