Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

domingo, 31 de diciembre de 2017

Vienen las corridas del obituario


El Toro en México
Por Bardo de la Taurina

Desde un tiempo, que ya se pierde en el tiempo, tengo la sensación que para que la Plaza México forme parte integral, de lo que va a ser el desarrollo <Comercial - Turístico - Esparcimiento> Plaza México Las Brisas,  los dueños pa’ dar el paso, piensan que necesitan una justificación, ¡que no la necesitan!, pues el vetusto inmueble  es un mastodonte de concreto innecesario  al menos en medio aforo, pa’ una fiesta que muy pronto va a  ser prohibida o cuando menos  transformada en corridas incruentas en la Ciudad de México y pa’ ello  las cosas les están resultando de maravilla a los inversionistas, pues si no se da primero el aniquilamiento vía política y/o legislativa, ya el desalojo de quienes ocupaban los generales está concluido hace años y el de los numerados digamos en un promedio de las últimas temporadas  va a la mitad sin incluir las temporadas de novilladas, porque entonces la cosa se pone peor o mejor pa’ los intereses del proyecto.

Pero vayamos a lo medular y es el hecho que la Plaza México merece en esta  etapa de transición, despedirse dignamente y ¿por que no está siendo así?, pues por que una plaza del calado de la más grande del mundo requiere de otra forma de operación, digamos más experimentada,  porque como en alguna ocasión dijera Francisco Camino Gaona ‘El ser joven, no es sinónimo de innovación y triunfo, para manejar una plaza como la México se requiere de; don de gente, de experiencia, de mucho respeto, de taurinísimo y de mucha muleta’ y bueno, si el nieto del empresario más trinchón que ha tenido la plaza más grande del  mundo el Dr. Alfonso Gaona lo dice, ha de ser por algo y es que Paco Camino alcanzó abrevar los secretos del empresario a los que les ha sumado una visión periférica muy interesante.

Pensando en esas palabras, creo que lo que lo que realmente ha faltado por parte del muelle operacional, es tener rose con la afición gruesa, escuchar al pueblo cuyas opiniones son las que se retratan en las taquillas,  en lo particular creo que ni siquiera  los carteles los están armando con  convicción taurina, porque ¡caray! han puesto a torerines y combinaciones por los que nadie va a pagar un boleto siquiera de general, por ello es que  la temporada no ha tenido el atractivo que debiese y a nivel negocio con las paupérrimas entradas, ¡por supuesto que no es negocio!, ¿entonces cual es el objetivo de esta empresa?, ¿hacer fiesta pa’ un futuro? que ni va a existir y aun peor, con toreros que ya se vaciaron en su medida y otros que no tienen todavía nada que dar, si es que tienen algo.

 Veamos  tomando para ello el futuro inmediato que lo son las corridas que a decir de la empresa se celebraran en forma segura, las comprendidas entre el 7 de enero y el 11 de febrero y aclaro, use el término seguras, porque por ahí dicen que una aceituna de esas que flotan en los elixires de la Ginebra  susurro, que se van a dar otras cuatro corridas, ¿con qué toreros? ¡ah! con fulano, zutano, mengano, perengano y con el único que merece le confirmen la alternativa, pa’ eso lo hubiesen pensado antes y en vez de anunciar a los que sobran meten a estos poquitos y se ahorran 24 toros y el pago de cuatro partidas de subalternos, otro tanto de monosabios y componen un poco las corridas del recalentado, donde de todas formas el pavo grande (Ponce), el suculento bacalao (Manzanares) y el buen vino (Tomás) no van a estar.

Siempre he pensado que ir contra la corriente tiene muchos riesgos, más el principal es no saber si los protagonistas empresariales  están conscientes que van contra el mundo, aunque también en esto del toro hay que considerar que sea lo que sea, hay reglas elementales  que no se deben ignorar como lo es el hecho de que esta arena no se debe de pisar si cuando menos no se tiene un ápice de razón, pa’ estar ahí y aquí viene la primer pregunta, ¿qué merecimiento tiene cualquiera de los toreros a los que les van a confirmar alternativa?, otra ¿con que justificación programan a un españolín llamado José Garrido?, y que alguien nos explique ¿que méritos hizo Sebastián Castella, en este serial,  pa’ ser literalmente incrustado   en la fecha cumbre de la temporada? la respuesta es que el consorcio  de los Bailleres le tiene contrato a destajo… así es la cosa.

Total, que al final en el total, la caja de Pandora  se destapó con la llave de la decepción, al grado que hay quienes piden la sustitución de algunos carteles completos, la salida de media docena de  matadores y por supuesto se ha desatado con furia inaudita la fobia  ganadera que se tiene contra las reses que imponen ‘los mandones’ españoles y a cambio de ello el ‘monstruo de mil cabezas’ exige los toros de esos que dicen son bravura pura, y aquí hay que decir que esa imposición chocante del ganado ‘artista’ no es cosa de la empresa, sino de los imperialistas hispanos que le tienen puesta la bota en el cogote a los empresarios y además hay que considerar  que con botas vaqueras  no se baila  ballet y entonces el  público  tendría que preguntar ¿le gustaría ver a los figurones, solo en faenas de  poder, toreando al tú por tú, haciendo el toreo por alto?, porque no vaya a ser que nos formemos en la fila de las tortillas, cuando en realidad queremos pan.

Podríamos seguir trillando sobre el tema, pero la realidad es que el agrio divorcio que existe entre afición y empresa, no lo concilia ya ni el cupido panzón de San Valentín  y menos en las corridas que se avecinan, así las cosas por México, donde la tolerancia por parte de los aficionados parece ha terminado  y ya se verá si se van a junta de avenencia que no lo creo, y solo nos queda esperar que los obituarios sean dignos por parte de quienes van a concelebrar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario