Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

miércoles, 17 de mayo de 2017

HAY QUE VOLVER A LA SEMILLA


Platicaba con un  personaje de la Fiesta Brava, Don Héctor Castillo Abreu, hombre que vistió de luces en la plaza Carmelo Pérez del legendario Texcoco y salió el tema de la reciente feria de aquella entidad, el caballero con cuando menos setenta años en el toro me decía; los empresarios son muy buenas personas e hicieron su mejor esfuerzo, le conteste que con esos palmarés  lo que habría que hacer es meterlos a un convento donde se supone está la gente buena, dado que en el toro lo que se necesita es gente especializada, calificada y sensible, que pueda  ver a través de  los  ojos de la sagacidad la que se necesita para saber con qué toreros armar los carteles, que toros llevar y como montar la publicidad, y bordando sobre eso se está insistiendo que  la publicidad tiene que reinventarse  modernizarse  pa’ que a través de ella la fiesta  la conozcan los ‘babys’, la gente joven y en general  despertarle un atractivo a las personas que no son taurinas (chango viejo no aprende maroma nueva) la pregunta es ¿quién (es) van a dar ese paso intrépido en el que desplieguen anuncios que con su solo texto e imagen se conviertan en imán de taquillas y de tendidos?, mientras tanto estemos prevenidos pa’ cuando veamos aparecer en el Facebook  con letras fosforescentes,  ‘Encuentro de convivencia entre toros  de la ganadería de Alpura  y toreros emanados del Instituto de Interlomas, desde luego las imágenes alusivas ya se las imaginará usted, ni pensar siquiera en una de esas pinturas vanguardistas de Picasso que obviamente para la causa apestan a naftalina, los brazaletes de admisión o cover  podrán adquirirse en la venta nocturna de los autoservicios de  UXXU, los nombre de los espadas se conocerán al momento que arranque la corrida’,  además de que da lo mismo quien toree pues toda la baraja taurolina que pertenece a ese o aquel monopolio, torean igual, como piezas salidas de troquel chino, cabe señalar que de acuerdo a los puntos que la pizarra electrónica le otorgue a los actuantes quienes más acumulen, tal vez vayan a un festejo de fin de feria, ¿o será de kermes?

En la plaza de enfrente en un hermosísimo cartel pintado por el maestro Ramón Reveles para la ocasión se lee 6 arrogantes toros 6 cinqueños de la ganadería de Coaxamalucan para ser lidiados por los matadores Guillermo Capetillo, Jerónimo y Mauricio Morett, así de sencillo, para cerrar las festividades de la feria, están programados toros de Atenco que serán lidiados por los matadores  ‘El Glison’ -  Humberto Flores  -  Luis Conrado -, usted escoja ¿a que plaza asistirá? 
La pregunta ¿será mucho más la gente nueva que acuda a la plaza, que la taurina que deje de asistir? Por ya no soportar las bofetadas a las tradiciones y los ganchos al hígado que le han venido recetando con la degradación del toro bravo en esencia, edad, trapío y con la falta de entrega y enjundia de  gran parte de toreros que  los consorcios  y/o monopolios, tienen apergollados pero a cambio de ello ‘torean’ sin torear.

La lectura es clara lo que se necesita es devolverle a lo tradicional su fortaleza, con un par de elementos insustituibles que lo son el toro de respeto y los toreros que interesan, porque además son ellos,  bureles y toreadores  los que con su anorexia física y del alma han sacado a los aficionados de las plazas  y ellos tienen la obligación de regresarla, además de que son los únicos que pueden remediar el mal,  así que empresarios olvídense de la fiesta de similares regresen a la semilla, donde está el arte y el drama, la pasión y la polémica y eviten más tropezones innecesarios que en conjunto están siendo devastadores,  la fiesta es grandeza y con pequeñeces solo la van a seguir desinflando… ¡Mejor, ya no soplen!

No hay comentarios:

Publicar un comentario