Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

miércoles, 30 de agosto de 2017

¡YA HAY UN NUEVO MANDÓN! EL AUSENTISMO


El domingo pasado  dieron un festejo en una de las plazas de la capital en la más grande ¿y qué pasó?, pues lo que tenía que pasar, que los novillos llegaron muy puntualmente aunque los escondieron durante la semana pa’ que no los vieran las redes sociales ¿por qué?, pues además casi todos se portaron bien, los novilleros llegaron muy bien vestiditos y la mayoría se portaron bien ¿y el público?, pues no llegó, lo cual quiere decir que la tarde se dio como se esperaba, más la pregunta es; ¿Por qué no fue la gente?, primero ya sabemos que los aficionados están divorciados de la empresa y una forma de demostrar su molestia pues es no yendo a las gradas, otra razón muy simple aunque no se crea es  el hecho de que por naturaleza somos ‘contreritas’ y la afición está  hasta la coronilla  de que un grupito de comunicadores, que sea o no cierto, los tienen ligados con la empresa y que a lo mejor lo hacen de mutuo propio por quedar bien con la promotora,  no han parado de atosigar, acatarrar, aburrir, hartar a la gente, peor que de los que nos marcan a diario de los bancos pa’ ofrecer tarjetas de créditos, de las compañías telefónicas, de las ventas nocturnas, de las encuestas políticas.

Con esa cantaletas de ¡Vamos a las plazas de toros!, ¡llenemos la plazas de toros!, ¡eres buen aficionado, ve a la plaza!, ¡defendamos a la fiesta yendo a las plazas de toros!, ¡Que jeringar! ¡Frénelos ya, empresa! y entonces va a ver que cuando se deje de arrear a la gente, algunos van a volver a las plazas.

Más  no nos engañemos la única fórmula pa’ hacer que la gente regrese al tendido, es que salga un novillero hambriento que se enrede con los novillos, les ponga la panza, los ojos, la vida misma y a mordidas les arranque  las cuatro orejas y las dos colas y que otro escuincle se pase por el arco del triunfo, el triunfo del compañero y repita la dosis con su sello personal y entonces el público solito sin megáfonos va a volver a la plaza y va a renacer una figura que ya no existe, la de los ‘istas’ y la empresa no va tener que estar jugando al turista taurino, de que si tienes una orejita avanzas una casilla y que una ‘bolita’ (de cuates) va a decidir quién va a la otra, ¡nada! toros que suban el miedo al tendido y novilleros que impresionen.


Y entonces no va a ser necesario esperar un mes pa’ repetirlos, en caliente al domingo siguiente, porque así lo va a exigir la gente, la que va a matar a el ausentismo, el que hoy manda

No hay comentarios:

Publicar un comentario