Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

martes, 16 de enero de 2018

UN RECLAMO DE DIMENSIONES DESCOMUNALES


Hoy abrimos con eso de; ‘que lata con la misma cantaleta’ o esa de ‘parece disco rayado’ esto en relación  a  la forma en que no se están dando las cosas en la Plaza México, aunque traten de disfrazar el desastre quienes transpiran incienso y zalamería,  la maquinaria está desvielada  o ¿alguien va a negar que ante la dicotomía en los encierros, lo incomprensible en la elección de toreros, la conformación de carteles y el consecuentar a las figuras de allá,   los tendidos estén pasando aceite?, lo que obliga a preguntarse, ¿en dónde está el gato encerrado como pa’ que la empresa dual no haya tirado el arpa?..., mas ya por el humo se percibe  que el motor va hacer ajustado con piezas de medio uso, las que usan para la ordeña taurina a granel y sin control de calidad, que no es lo mismo que hacer fiesta, por lo cual no se va a solucionar nada, más si se evitara que el nombre de uno de los dueños de las dos escuderías, se siga abollando.


 Han surgidos  voces   que salen de ese taurino que  quienes manejan las redes sociales traen dentro y que  lo vomitan en la más libre de las formas de expresión de su particular opinión, las cuales convergen en una y es que la afición está sola y nadie la escucha, o si es escuchada no es entendida, ni menos atendida.



Pero no hay desgracia que venga sola y que no tenga una reacción, la que además confieso en mis setenta años es la primera vez que recuerde que la afición se esté organizando pa’ declarar un día de luto por la Fiesta de Toros y Toreros, en la cual se sabe los aficionados en caudalosa manifestación en las redes sociales  elevaran sus plegarias, en un deseo de sanación o exorcismo taurino,  al más puro estilo de aquello de ‘Lázaro levante y anda’  con lo que cuando menos quedara instituido el día que la fiesta alzó la voz, sin duda estamos ante algo inaudito que a través de las redes trascenderá las fronteras, lo cual si fluye quedara en los anales de la historia como el  mayor reclamo de dimensiones descomunales, contra una empresa que la fiesta de sol la vistió de zapote prieto y que sin embargo con toros de 5 años, en puntas, bravura, toreros interesantes que se monten en los pitones, y que no truquen el arte, carteles coherentes, jueces de hierro, podría dejar de dar lástima fortalecerse en los tendidos y darle la pelea a los  legislativos, una batalla  contra los enemigos de adentro y de afuera, está canija máxime con la espalda contra la arena y en la cuenta de ocho.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario