Charlas del Tupinamba

Charlas del Tupinamba
Café Tupinamba

jueves, 3 de mayo de 2018

HAY QUE EDUCAR A LA GENTE... ENRIQUE PONCE



Nos referiremos a la Feria de San Marcos con sus obligaciones ¿o que acaso la empresa no tiene obligación de darle al público lo que desea y por lo que paga? Y es aquí donde deberá  entrar la visión y la destreza de quienes ejercen  como empresarios en toda la república, pues después de haber visto la excelsa presencia con que la ganadería de La Joya presentó su corrida, con bureles que pedían  toreros, que sí los hubo  y después de  haber constatado dos días después, una vez más el poderío de Enrique Ponce, el  reto ahora  para los empresarios  es lograr armar carteles con  los toros cojonudos y la figura valenciana.

Las empresas  saben  que la afición  esta ávida de ganaderías que provoquen expectación cuando el toro con su trapío y bravura sube la emoción al tendido,  Ponce es un torerazo, que a estas alturas, no tiene casi nada que demostrar, salvo una asignatura pendiente que  es  verle aquí  con toros plenos de trapío y bravura,  lo que podría suceder ante bureles como los de La Joya que  son toros pa’ toreros con inteligencia, academia, poderío y arte, el valor lo doy por descontado, pues un torero como éste tiene pa’ poner una fábrica de rompope en cada plaza, esperemos a ver de que están hechos  los empresarios de las principales plazas pa’ convencer a los apoderados de Ponce, del respeto que se hace imperativo le brinde a la afición presente y  a la que el confort en la arena ha sacado de las plazas.
     'La Joya' Divisa Triunfadora

  Otra   es que las figuras extranjeras  ‘consecuenten’ el que  les complazcan con animales indignos de corridas de toros,  como sucedió este domingo con uno, que obvio, fue retachado  en  la feria # 1 del país, lo que  molestó visiblemente al torero que no paraba de urgir con la mirada a los picadores pa’ que salieran a picarlo y así evitar que fuera regresado, después el público no lo escucho pero en el callejón Ponce tronó contra el rechazo y sentenció -600 kilos coño eso es lo que quiere la gente, hay que educarla se van a  cargar esto como piensen así… ¡Ya está bien!- a lo que apunta mi menda; El problema no es solo de peso, es de edad, de trapío, de bravura, de  dudosa manipulación, de sospechosismo en los sorteos, de imposición, lo que con lleva a la falta de dignidad, de ética, de verdad, culpas  que deben de ir al costal de los pecados de los toreros que exigen, de las empresas que concecuentan, de algunos ganaderos que venden lo impropio y de las autoridades que aprueban, sí maestro Ponce ¡Ya está bien!






No hay comentarios:

Publicar un comentario